A pocos días del 21 de diciembre de 2012… ¿Ascensión? ¿Fin del mundo? ¿Un día más?

A pocos días del 21 de diciembre de 2012… ¿Ascensión? ¿Fin del mundo? ¿Un día más?

¿Fin del Mundo? ¿Ascensión? ¿Cambio de paradigma? ¿Rayo fotónico? ¡¿¿Cambio de ejes??!….A unos días del mítico solsticio de 2012

    Un  pequeño inciso en este blog viajero, que por ser viajero, va con retraso ya que no siempre se encuentran lugares con Internet, ni siquiera con electricidad.

 Estamos ahora en la playa de Kudley, en Gokarna, en el estado de Karnataka. Descansando un poco de meses de preparación del viaje en grupo a la India y del viaje a Australia. Nos quedamos solos hace cuatro días, y desde que llegamos a esta playa hemos parado máquinas y reducido el ritmo al máximo, para reposar los meses y meses de viaje continuo y preparaciones y organizaciones que nos han llenado la cabeza de misiones y obligaciones hasta casi agotarnos. Ahora en pleno reposo, nos vamos percatando del tiempo presente, del pasar de los días, de la respiración, del dormir muchas horas de seguido, de la luz del día, de las estrellas de la noche, de las comidas pausadas y de las pequeñas ardillas que me miran mientras escribo.

  Este post es un pequeño comentario de nuestra percepción de todo este lío del 21 de diciembre del 2012, tan esperado, tan hablado, del que tanto se ha escrito, del que tanto miedo y curiosidad se tiene, y del que realmente nadie sabe nada.

 A  cinco días del supuesto fin de ciclo maya, y de tan esperada fecha, escuchamos los más variados comentarios por los restaurantes de esta playa. En cuanto ponemos el oído un poco, se escuchan preguntas y conversaciones referidas a lo que pasará este día 21 de diciembre. Hace dos días escuchamos a un español decirle a otros chicos que había leído en Internet que el día 21 se iban a alinear ocho planetas durante ocho minutos, y que se podrían ver uno detrás de otro. Se refería por supuesto a los planetas de nuestro Sistema Solar, cosa absolutamente ridícula, ya que para ese día no hay ninguna conjunción planetaria, y menos de ocho planetas. Este chico también había leído en Internet, que ese día sería una apertura de consciencia, explicaba el chico que sería como si el DMT de nuestro cerebro… (sustancia segregada en la glándula pineal encargada de los sueños, alucinaciones, nacimiento, muerte, y posiblemente contactos con seres multidimensionales y partes de nuestra mente totalmente desconocidas en el ambiente cerrado científico académico)… se activará y nos haría alucinar, para así iluminarnos todos. Podría ser, pero, estoy convencido que es otra paja mental más enlazada con este famoso día. Si es verdad que corrientes fuertes electromagnéticas y ciertos cambios podrían activar esta sustancia, pero que lo haga un día predicho desde hace años, es como poner a la Naturaleza y al cosmos un calendario a cumplir según nuestras expectativas y deseos de cambio. Si es verdad que el cambio se está ya dando, la gente está despertando poco a poco de los siglos de ensueño y control por parte de los de arriba. Estamos despertando del programa mental inducido por las grandes y pequeñas religiones que han jugado a su antojo con nuestro camino espiritual en esta tierra. Estamos despertando a nuevas capacidades que hasta ahora la mayoría ni imaginamos. Pero es un largo camino, no es cuestión de un día de regalo del Universo que nos pondrá el despertar en bandeja y nos haga ser más conscientes, humanos, compasivos y tolerantes para la semana que viene. Cuando tratas el tema con occidentales en contacto con información sobre Nueva Era, corrientes alternativas, Calendarios mayas modernos y demás parafernalia espiritual, parece que todos tienen claro que va a haber un gran cambio, que todo se está poniendo en orden, incluso que este día 21 atravesaremos un rayo fotónico procedente del centro de la Galaxia que nos llevará a un masivo despertar, e incluso que la humanidad, o parte de ella ascenderá a otra dimensión, a otra tierra.

   Si tiras del hilo, como hemos ido tirando estos años, al final esta fecha viene toda de la misma fuente; el calendario de trece lunas del doctor José Argüelles. Parece que antes de esta fuente, nadie hablaba del tema del 2012. Terence Mckenna hizo un calculo, utilizando también el I- Ching, y dio también con que este día la civilización iba a llegar a un punto de inflexión, y la verdad es que como civilización estamos llegando a un punto de inflexión, ¿pero exactamente el 21 de diciembre?.

 Entonces parece que antes del doctor Argüelles no se tocaba el tema del 2012. Entonces, si vamos a esta fuente, de donde se sacó esta información sobre esta fecha. Argüelles dice que según las estelas mayas, y tras hacer un cálculo, que mucha gente pone en duda, se cierran varios ciclos de tiempo, el último sería de unos 5125 años que iría según estas estelas desde el 3113 A.C. hasta ahora. Esa fecha es curiosa porque el origen de varias civilizaciones como la egipcia coincide con esa fecha, pero había civilizaciones muy anteriores a ella. Dice que esa fecha comenzó el control de la humanidad por parte de unas élites, y se ha continuado hasta nuestros días, y ahora es el tiempo de que acabe este ciclo. ¿pero… y las profecías mayas famosas? ¿están escritas en algún lugar? No, no están en ningún texto maya antiguo. Según dice él las canalizó de los mayas galácticos. Con lo cual ya no hay más que hablar… dogma.  Y millones de personas siguen pensando que hay textos antiguos mayas que hablan de estas profecías. No las hay.

 Creo que si esperamos que un rayo fotónico galáctico acabe con cinco milenios de control y esclavitud, y todos nos iluminemos y la conciencia del mundo cambie a una nueva época de amor y armonía, vamos listos. Yo lo llamo mesianismo, es decir esperar a que algo de afuera venga a salvarnos de nuestros problemas y hacer el trabajo por nosotros. Antes los mesías venían con túnica y barbas, ahora vienen en forma de rayo fotónico, pero para el caso es lo mismo, ayuda de fuera…y otra vez más, ¿a cambio de qué?… Durante estos últimos años me ha dado la sensación de que mucha gente influenciada por estas ideas, esperaban realmente que llegara la ascensión, en la que seríamos liberados; o esperaban que llegaran los extraterrestres con sus naves a salvarnos de este loco mundo; o que un cambio de ejes desbarataría a la humanidad de tal manera que no nos quedara otra que cambiar hacia un mundo más justo. Pero  no he visto que esa gente pusiera un especial esfuerzo en ese cambio, o se hicieran más compasivas, menos egoístas, menos divas espirituales, más humildes y sencillos. Si he visto que incrementaban el número de cursos espirituales, y terapias, y libros leídos, y sesiones de meditación, aumentando el ego espiritual y separándolos de los “incautos” que no se preparaban para tal fecha.

  Este enero pasado decidimos ir a México, para enterarnos un poco que opinaba la gente de esas profecías mayas, si las había, y ya que parecía que tenían su origen en México, ver que onda. Estuvimos con los peyoteros del norte, en el desierto, pero no sabían sobre esta fecha. El señor del Hikuri, el viejo abuelo, nos habló de cambió en el mundo, del cambio constante y sin pausa que se da en la tierra, pero no especificó sobre el 21 de diciembre. Y otra vez más cuando alguien nos hablaba de esta fecha, tirabas del hilo y aparecía José Argüelles y un montón de información de Internet. Pero nosotros pensábamos que si era una información auténtica, poderosa y única como se empeñaban los seguidores de Argüelles, los pueblos del mundo, y los abuelos y ancestros deberían conocerla y deberían haber escrito sobre ella. Pero nada había de esa fecha. Entra las posiblemente 30000 estelas que hay escritas en México (mas o menos, miles), sólo hay una estela, proveniente de Tortuguero, en Yucatán, que habla de este ciclo que está apunto de acabar. Ninguna más. ¿Se les escaparía tan importante fecha al resto de los mayas de México? Por que hay muchas estelas que hablan de otras fechas y de otros principios y finales del calendario, pero por lo que fuera se eligió esa de Tortuguero.

  Estuvimos en territorio azteca, mixteca, zapoteca, huichol, lacandon, y maya. No tuvimos la suerte de dar con los ancianos y sabios chamanes del lugar, pero hablamos con gentes de cada uno de esos sitios, y nadie sabía nada. Incluso alguno que otro decía que todo eso venía de un “pinche gringo vendedor de libros”. Varios de ellos nos hablaron de luces sobre los templos, grandes bolas de color azul sobrevolando las zonas de poder, nos hablaron de los seres de las estrellas, y de la conexión con los antiguos mayas, pero no sobre la fecha. Y de nuevo, quien nos hablaba con interés sobre la fecha, se bañaba en la profecías de Argüelles e información de Internet. Así que, vamos al lugar de origen de tales profecías, y tales profecías no existen en ningún lugar. Preguntamos a los nativos, y no saben nada e la fecha. En México habrá de celebraciones para esa fecha, y serán preciosas. Millones de personas centrarán sus mentes en el deseo de una humanidad mejor, mas justa, sin tanto dolor, sin tanto control, y eso será precioso. No digo que no ocurra nada en esa fecha, ni que millones de personas decidan ponerla para hacer cambiar de una vez al “hombre del espejo”, y que algo cambie. Se ha hablado tanto de ese momento desde hace años, y hay tantos millones de personas focalizadas en esa fecha que posiblemente algo ocurra, algo cambie. Quizás incluso los que manejan los hilos preparen algún show para esa fecha, y hacernos más zombis de su Nueva Era, y manejar un cambio a su antojo, a saber…

 Yo llevo años esperándola, de hecho, cierra un ciclo largo en mi vida (13 años de persecución de eclipses totales de Sol), y también he ido creyendo y descreyendo muchas cosas a lo largo del tiempo, y desde hace unos diez años que llevo escuchando sobre la fecha, ha cambiado mucho el concepto y la comprensión de este gran rompecabezas que es el 21 de diciembre del 2012. 

  Estuvimos más tarde, en verano, en Inglaterra, para ver que se cocía allí en este año de 2012. Los Crop Circles llevaban supuestamente apuntando a esta fecha desde hacía años. La inmensa peregrinación anual de espirituales y espiritualoides de toda condición y procedencia siempre hablaban de la fecha del 2012, era como tabú no conocer esa fecha. Todos hablaban con voz relajada y armoniosa sobre el cambio de consciencia, todos notaban como la consciencia cambiaba. Si vives en una burbuja de mantras, inciensos, libros de Osho, calendarios apocalípticos, abrazos de Amma, círculos de meditación, canalizaciones de maestros ascendidos, ropas blancas inmaculadas y no hablas de cosas “mundanas” si no “espirituales”, te creerás que todo gira en torno a esa visión, estarás convencido de que algo pasará esa fecha, y creerás a pies juntillas lo que cualquier canalizador te diga, pero no dejará de ser una burbuja de ilusión en el inmenso océano de la vida.  Y como “Apocalipsis” significa “revelación”, los impostores están empezando a caer, y la gente se está dando cuenta de lo atontados que nos han tenido. Pensábamos que este año 2012 íbamos a ver montones de naves haciendo los mejores Crop Circles de la historia, y que se revelarían los mensajes de sus formas geométricas, y nos dimos cuenta que muchos de ellos los hacen equipos con tablas y rodillos por muy diferentes motivos. Eso si fue un despertar. Y el saber diferenciar los poquitos que si están hechos por entidades y métodos desconocidos y posiblemente no humanos, de las obras de arte-reclama turistas-espirituales. Y nada que ver con el 2012. Preguntabas a los que sacaban mucha pasta de los viajes a ver Crop Circles y vendedores de libros sobre crops, y te decían que estaban saliendo muchas alusiones a esta fecha y que era un año esplendido, cosa que la mayoría de la gente no veia así. Quizás este 2012 nos haga diferenciar de una vez el grano de la paja, desvele a los falsos profetas y falsos maestros, y a los traficantes de espiritualidad y mediadores entre la luz y nosotros.

  Al salir de la burbuja ves que la gente de las aldeas de México, no sienten ese cambio de consciencia, porque están preocupados por el pan de cada día y en cuidar a sus criaturas. Para ellos, y para muchos de los descendientes mayas, imagino que será un día más en que el sol salga, caliente los campos, alimenten a sus hijos, cuiden del huerto y de sus animales, y enseñen a sus pequeños  a vivir día a día aceptando los cambios de la vida y a ser mejores. No habrá para ellos diferencia del 21 al 26 de diciembre de este año o de otro, les pasará inadvertido, como cada día, igual , pero diferente y siempre cambiante. Y cuando todos los occidentales hayamos olvidado sobre esta fecha y olvidado sobre nuestros deseos de paz y ascensión y volvamos a nuestra burbuja de comodidad espiritual, esas familias seguirán preocupándose del día a día, del presente, en contacto con la Naturaleza, y posiblemente seguirán enseñando a sus hijos a ser mejores personas, y armoniosas entre ellas y la Naturaleza, como han hecho siempre los mexicas, aztecas, mayas, zapotecas, mazatecas, mixtecas y toltecas, los tibetanos, chinos, indios, japoneses,  los indios, los aborígenes australianos, los zahoríes,  los nativos americanos, los incas, los egipcios, etíopes, tuareg, beduinos y bereberes, los bemba y los njanja, los zulús, los mongoles y kazajos, los celtas, los paganos y  toda gente de este mundo durante generaciones y generaciones, en los que lo único que han tenido en común a través de los milenios ha sido el cambio y la impermanencia y el deseo de vivir en paz.

  Para todos estos pueblos, de los que hemos visitado sus tierras y convivido con ellos en los últimos quince años, no saben nada del 21 de diciembre del 2012. Es un día más. Cambiante, como todos, más o menos, como algunos.

  Para terminar, recordar la letra de una canción tremenda, “Man in the mirror” de Michael Jackson, en la que invita a que seamos nosotros los que hagamos el cambio, y no esperar a que el cambio venga desde arriba, en la que nos habla de empezar a cambiar a la persona de nuestro espejo y no dar el coñazo al mundo con que tiene que cambiar. Empieza tú, ya, a cambiar, pero de verdad, sin medallas ni reconocimientos, y empieza a cambiar lo que te rodea, tu visión del Mundo, si no, ¿que quieres que cambie?…

Podéis escuchar la canción:

  Y que sea lo que tenga que ser, nosotros, nos iremos a los templos de Hampi a pasar allí el solsticio de invierno. Patearemos los milenarios templos y tocaremos el didjeridoo en sus santuarios, mandando nuestros mejores deseos al mundo, focalizando a la vez que millones de personas en este planeta por un cambio de paradigma, por un cambio de concepto en la vida humana. Y esperaremos al atardecer con cara de…¡¡¡¡pero si el mundo continúa!!!!

By | 2018-05-31T09:19:55+00:00 diciembre 17th, 2012|Blog|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »